Hot!

Pastel Azteca: La Historia

Si eres Mexicano, es casi seguro que has probado el pastel azteca, pero... ¿Qué más podemos descubrir sobre este delicioso y tradicional platillo? En GASTRONOMIZATE.MX te vamos a contar un poco más.

El origen del pastel azteca se pierde en la noche de los tiempos, pero algunas fuentes dicen que su origen se le otorga a Oaxaca y Baja California, pero la verdad es que es una platillo típico de todo el país, ya sabemos que nuestros antepasados basaban su dieta en el maíz , así que para hacerlo más sabroso preparaban en una xoctli (olla)  un guajolote entero acompañado de tortilla y rebanadas de verduras de la región en los inicios de este platillo, en la actualidad se come de muchas formas y tiene muchas variantes.

Los comensales suelen comparar este delicioso alimento con la lasaña, pero mexicana, que se prepara con tortilla en vez de pasta, se acompaña con pollo u otro tipo de carne y se condimenta con chile poblano. Un platillo económico e ideal para reuniones.

Hay que tener en cuenta que las formas de preparación pueden ser diferentes según cada región, pero básicamente contienen los mismos ingredientes; la tortilla es las estrella de este platillo siento una comida energética perfecta.

A pesar de su nombre, el pastel azteca lo es un perfecto ejemplo de la fusión de las dos culturas base del México actual: las tortillas, los chiles y los tomates de la salsa los utilizaban los indígenas precolombinos mientras que el pollo, la crema y el queso llegaron con los españoles.  El resultado es un guiso de mucho sabor casero que goza de gran aceptación entre personas de todas las edades y clases sociales.  

Antes de empezar esta receta tendrás que elegir entre "freír o no freír."   Tradicionalmente siempre se pasaban por aceite muy caliente las tortillas utilizadas en este tipo de receta; sin embargo, actualmente muchas personas deciden saltarse ese paso con el fin de comer más ligero.   Si bien freír las tortillas toma más tiempo y agrega un buena cantidad de grasa al guiso, también asegura una mejor textura; la tortilla sin freír se remoja mucho con la salsa y pierde su buena consistencia. Escoge la opción que más te convenga, pues ¡ambas son muy sabrosas!

Sabemos tras leer todo esto, tu antojo debe estar al máximo, y no debes preocuparte, ya que tenemos la mejor receta de pastel azteca para ti.
CLICK AQUÍ PARA VER LA RECETA

0 comentarios:

Publicar un comentario